Un viaje imposible

Este año, y si un milagro no lo evita, el río portugués Tua quedará embalsado por una gigantesca presa construida por EDP.

vlcsnap-2016-06-17-13h48m09s631

La presa que está inundando el valle

Como piragüistas hemos sido testigos de la belleza y el valor de ese enorme y antiguo valle lleno de historia que ahora está siendo inundado sin ningún escrúpulo. Este gran río nace en las montañas del norte de Portugal, en Zamora y en Orense, de donde vienen el río Tuela y el Rabaçal que al unirse un poco antes de Mirandela forman el río Tua. Tiene unas aguas bravas impresionantes y de calidad que desaparecerán ahora que el valle está siendo inundado, pero no es eso lo que más nos importa, que también nos importa. Cuando uno admira el valle, sea desde el río como en nuestro caso, o desde cualquier otro punto de vista, aprecia el paisaje que generaciones de familias trabajadoras han labrado durante muchos siglos con esfuerzo y cariño. Un paisaje así no lo he visto en ningún otro valle de los que he remado, y he remado en muchos, ni en Portugal, ni en España, ni en ningún otro lugar. Un paisaje de montañas aterrazadas de olivos, viñedos, alcornoques, encinas y naranjos cuidados con evidente mimo y sacrificio que recorre muchísimos kilómetros y que desaparecerá ya. Las labores de tala y extracción de la zona inundable están muy avanzadas o terminadas. La presa ya está cerrada y llenándose.

No entendemos. Y procuramos hacerlo. Pero no nos entra en la cabeza. Destruir algo que se ama no puede ser gratuito y no comprendemos qué compensación puede restituir lo que ahí se va a perder.

Lejos de querer rendir un homenaje al río, hemos querido vivir desde el fondo del valle, desde el río, la experiencia de recorrerlo y disfrutar del Tua a nuestra manera. No creemos que esto vaya a cambiar nada pero hemos querido conocerlo mejor, despedirnos quizá, sin lamentaciones y con alegría, a nuestra manera. Hemos intentado recorrer el río Tua desde alguno de sus nacimientos hasta su desembocadura en el río Duero.

vlcsnap-2016-06-17-13h40m39s266

Escogimos el río Tuela como afluente para completar este recorrido que, obviamente, no pudimos completar ya que el monstruo de hormigón se interpuso en nuestro camino justo en el ultimo kilómetro antes de la confluencia.

vlcsnap-2016-06-17-13h38m15s963

El Tuela a la altura de Vinhais

Embarcamos con los kayaks y todo el equipo necesario en el río Tuela en Vinhais por limitaciones de tiempo, y durante 3 días recorrimos aproximadamente 120 km a través de un valle maravilloso. Tuvimos mucha suerte con el caudal de agua que nos hacía avanzar con velocidad y en todo el recorrido, casi, disfrutamos del paleo ayudados por el empuje del río.

vlcsnap-2016-06-17-13h39m22s877

Los rápidos de Tuela, una maravilla

Digo casi porque el primer día nos topamos con una presa que derivaba el río por un tubo para su aprovechamiento hidroeléctrico y el río quedaba seco durante dos kilómetros y pico que tuvimos que portear. Nos llevó 6 horas el porteo con los kayaks cargados de material entre inmensos bloques de granito y bajo un Sol que para ser mayo cascaba de lo lindo.

vlcsnap-2016-06-17-13h40m06s965

Porteo exigente

Éste y el porteo mucho más cómodo y sencillo de la pequeña  presa de Mirandela fueron los únicos obstáculos del río que nos obligaron a echarnos los kayaks al hombro.

Tanto en el Tuela como en el Tua nos encontramos con preciosos rápidos y también con grandes remansos creados por antiguas presas bajas frecuentes en el recorrido que antiguamente servían para hacer funcionar los molinos. Estas presas se saltaban bien con el caudal que el río llevaba y no hacían, con este caudal, rebufos potentes.

vlcsnap-2016-06-17-13h43m40s470

El río es grande desde el embarque, y hasta el final tuvimos sensaciones de navegación excelentes. Incluso en las zonas más remansadas encontramos casi siempre una mínima corriente que nos venía muy bien, tanto moralmente como cinéticamente.

vlcsnap-2016-06-17-13h46m13s656

El tercer día descansamos del Sol, lluvia fresca

Los rápidos son voluminosos y tienen fuerza, y, a pesar de llevar tanta agua y los kayaks cargados, se hacían bien, todo un placer para los sentidos.

vlcsnap-2016-06-17-13h47m10s853

Carlos Ares gozando en el Tua

Remamos durante horas e hicimos pocas fotos y grabaciones, pero hemos hecho un pequeño resumen que nos gustaría compartir, y puede que os anime a que os acerquéis a visitar el valle de Tua, en kayak, en bici o a pie, y podáis así disfrutar de algo que está desapareciendo ahora mismo. El tiempo se ha agotado:

 

¡Ojalá el Tua pueda fluir libre otra vez!

Tenéis  excelente información sobre la presa y una forma de hacerle frente en este link: ultimoanodotua  No olvides votar contra la presa si no lo has hecho aun. Es tarea quijotesca pero tienes el derecho a ejercerlo.

Un saludo!

Aitor Arce